Archivo de la categoría: Blog

Blog, contenido general

Experiencias en el viaje astral

Annie Besaint, mi guía que conocí en el astral

El viaje astral, es un desdoblamiento, de nuestro cuerpo en una dimensión llamada “astral”, en la que viajamos sin las limitaciones, del tiempo y espacio. Utilizamos un cuerpo sutil, que responde a una realidad mas espiritual que física. En este trance, si conseguimos hacernos conscientes podemos desplazarnos a increíbles distancias, hablar con difuntos, o conocer a seres con los que estamos vinculando solo a nivel astral, no físico. Es algo, para lo que no estamos preparados en la vida, ya que o no se habla de ello, o se niega simplemente, relegándolo a los sueños en los que exteriorizamos, las fantasías y deseos no conseguidos para mantener un equilibrio mental, estos nada tienen que ver con el viaje astral Es como si quisiésemos comparar, un paseo por nuestra habitación con un viaje a la luna.
Métodos para salir al astral
Existen, rituales mágicos, técnicas varias. Yo expondré la que conozco en base a mi experiencia. Muchas personas esperan a que llegue la noche, el sueño les venza para intentar el viaje astral. Esto es debido a que creen que solo cuando  duermen están en el astral. Yo pienso, que hay que estar muy despiertos durante el día para “despertar” en el otro lado. Como en otros campos, del encuentro con el mas allá, nos encontramos con la ley de la afinidad, si nuestro nivel personal es bajo, no esperemos que nuestro viaje al astral será un salto a una realidad distinta. No tiene nada que ver esto con nuestro entorno social, podemos vivir, una situación penosa o estar rodeados de malas compañías, lo que importa es nuestro interior.
No hace falta, intentar vivir el acto del desdoblamiento en sí, podemos, despertar dentro del sueño.  Para eso, tenemos que educar la vigilancia, de nuestro estado mental durante la actividad diaria, preguntarnos donde estamos, que hacemos y analizar nuestras reacciones interiores nos harán que repitamos el mismo proceso del análisis durante la separación del cuerpo. He de aclarar, que no es una separación total, sino que permanecemos unidos por un leve hilo o “cordón de plata”, que nos ata a nuestro cuerpo físico. El anotar, nuestros sueños, nada mas abrir los ojos, o grabarlos en cinta de casete nos aumenta nuestra capacidad de reacción en la otra realidad. Las experiencias cuando son necesarias, por una crisis, evolutiva o alguna razón importante, las solemos provocar nosotros mismos de una forma “involuntaria”, o nos pueden despertar seres espirituales. La concentración ayuda, no hace falta ninguna técnica especial, en nuestro trabajo, deporte o actividad debemos poner el 100 % de la atención y con eso, además de beneficiarnos de sus positivos efectos para nuestra vida, desarrollaremos la concentración naturalmente. La relajación, antes de dormir ayuda, el sentarnos cómodamente y dirigir nuestra atención a la inspiración y expiración, nos relajará gradualmente, el concentrarse en sentir los pulsos del corazón aquietará nuestra mente, gradual y pausadamente. No aconsejo, técnicas agresivas para el viaje astral, sin supervisión o en su defecto, intenciones morales y espiritualmente correctas.
Mis experiencias
De niño, como muchas personas, me despertaba el ruido de mi hermano (que dormía a mi lado), cuando caía su cuerpo astral al físico, antes de acostarme veía caras de personas desconocidas para mi pero que me hablaban, de cosas que me eran familiares. En mi adolescencia empezó la actividad. Durante un año, viajaba casi todas las noches, primero me venia a buscar un ser que me ayudaba y me mostraba la realidad del astral, flotando a un metro del suelo, me llevaba por el astral mas próximo a nuestro cuerpo físico, era testigo de hechos que después corroboraba al despertarme, y en la misma experiencia cambiábamos de plano, subiendo a una capa en la que no tenia nada que ver con el mundo físico. Por eso, obtuve una cierta seguridad al analizar mis experiencias, muchas me callo ya que son de índole personal. Muy pronto, entré en un grupo que era muy amigable al principio, pero al poco tiempo, me di cuenta que sus intenciones no eran buenas. Utilizaban el astral como método de manipulación de los adeptos. Yo lo pude detectar, y ni corto ni perezoso se lo dije a la cara. Es increíble, la sensación de volar y en el astral esto se puede hacer. Me decidí a intentar salir de la atmósfera, llevaba unos días intentándolos y un día empecé a elevarme, hasta que me dio una sensación de miedo e inseguridad, que caí como un plomo hacia abajo. En una ocasión, había unas extrañas sensaciones en mi habitación, yo me puse a rezar a pedir protección con una gran fuerza, mi doble etérico se cargó de energia de una forma tal, que al darme la vuelta en la cama, lo vi -me vi- cara a cara, no puedo describir la sensación. Quise volver a entrar en mí, y fuí por el que llaman cordón de plata, era estrecho, sin embargo me metí por el sin problemas. Quizás, ese momento, fué el de mas intensidad en mi vida. Tuve encuentros con personajes, en el otro lado. Concretamente con un santero uruguayo, llamado Juan Maciel, tuve oportunidad de confirmar mi encuentro, a través de un compañero de trabajo.  Omitawe, es un nombre que me repetían en una fuerte experiencia en el astral, me veía en África y era hechicero, un grupo me apartaba y me decía esa palabra al unísono.

Py1zga radio information, Py1zga datos de radioamador

Aquí podeis encontrar mi cadastro en el mapa de google earth en ham Brasil

Here you may found my record on google earth (ham Brazil)

http://www.hambrasil.com.br/py1zga

Estoy en la web de Qrz.com una especie de páginas amarillas para radioaficionados.

Here it’s my record of qrz.com

http://www.qrz.com/db/PY1ZGA

También en Eqsl.cc una web que sirve para confirmar contactos hechos en radio cruzando datos.

Here it’s my record on Eqsl for qsl electronic card

http://www.eqsl.cc/qslcard/Index.cfm

 

 

Virgen de Fátima cielo y tierra

Dificil, describir, lo que se siente, cuando se entra en el “espacio aéreo” del cielo. Conduciendo, de Lisboa a Fatima, concretamente desde Santarem, mitad del camino, en la autopista, algo pasó, el tiempo, el astral todo cambió. Sueño, extraña relajación, distensión, la onda que viene de Fátima, es fuerte. La sensación, energética, que existe en Fátima, de lo mas parecido, con la apertura mental, que podamos tener, en el momento de dejar nuestro cuerpo. Esos pajaritos, brincando en el jardín, antes de entrar en el santuario, era algo, delicado sencillo, que mostraba una armonía sin igual, parecian la encarnación de seres angélicos, brincando en la tierra.

Sobre, los monumentos, las cárceles, en las que se clausura, la espontaneidad, la sencillez, y la visión, que dió lugar a todo la visión, que 3 niños inocentes, humildes y puros tuvieron, prefiero no elogiar, pues la verdad, no vive en la piedra, vive en el corazón de los fieles.

Santiago de compostela

En Santiago de Compostela, donde el comercio de lo “santo” se vive en la catedral, y las férreas cadenas de la Iglesia, monopolizan, un lugar que viene a ser el campo de la estrella (Compostela), es un invento de los manipuladores del poder a través de los siglos, que no tienen, humildad y sinceridad para reconocer los errores, y caminar con los nuevos tiempos. Por ejemplo, la oleada de ovnis, en el 95 a 97 en Galicia, no fué ni contemplada, por la iglesia pues, no se encaja en sus moldes, está fuera de cogitación, una estrella que se caé en el siglo I , sin fotos ni testigos, ni pruebas ninguna, si se encaja, pues se puede construir un mito, que llama a peregrinos y crea un lugar de adoración, nadie sabe de qué o quien. Fuí convidado a la televisión, para explicar, mis experiencias y hablar, sobre el fenómeno ovni en Galicia, ahi, conocí, a investigadores, testigos, operadores de rádar, policias, personas de todo tipo, que contaban historias parecidas, y con mas autenticidad que la que originó, la peregrinación a Santiago. Que me perdonen, los peregrinos, por mi visión, es que ya es hora, de admitir, que la espiritualidad, ovnis, extraterrestres, son reflejos de una misma luz, que nosotros, usamos, describimos, negamos, pero que tienen vida propia, se manifiestan con espontaneidad irreverencia, y a personas de todo tipo social, a pesar, de que religiones, no acepten, o admitan su existencia, por falta de control sobre la verdad.

Blog de el ojo crítico, donde se habla sobre la oleada ovni gallega.

Soy de los pocos, que no creen en el camino de santiago, Fulcanelli, alquimista, encontró un sentido en el camino de Francia a Santiago, buscando claves en las iglesias del camino, para producir oro, a partir del plomo. Yo lo dudo mucho.

Nada de fuera te cambia, si no puedes transcenderte a partir de tu propia vivencia, a partir de las vidas necesarias, para caminar hacia el oro, que se te descubre, cuando abres los ojos, y ves, que siempre estuvo, y vive dentro de tí. El caminar, para poder, descubrirte, a partir del descubrimiento interior, puede ayudar, sobre todo en caso de crisis de identidad, pero en Santiago, nada te cambia. Mi camino, fué en Bmw, y me alojé en el Hostal de los Reyes Católicos, donde comí, bebí y dormí maravillosamente. Pues estoy feliz, pleno, agradecido y deseoso de disfrutar la vida. Recomiendo encarecidamente, no romperte los piés buscándote, pues, tu estás siempre contigo mismo.

Descansando despues de una caminata desde el restaurante al cuarto del hostal de los reyes catolicos

Mi aventura en el monasterio de Sobrado dos Monxes

Aun me recuerdo, de cuando tenía 16 años, buscaba retos, me atraía la vida de ermitaños, místicos como San Juan de la Cruz, y mi amigo Roberto y yo, decidimos un agosto de 1983 internarnos en un convento, el que conocíamos mas cerca era Sobrado dos Monxes, y para ahí nos fuimos. Alguien, conocía a Pablo, un monje, que tenia relación con el exterior, hombre experiente, amable que nos recibió, y nos advirtió, que para ingresar, deberiamos tener el servicio militar cumplido, y no menos de 21 años. Aun así, nos recibió, nos dió un cuarto, una comida maravillosa y nos citó para las 7 de la mañana siguiente, para así integrarnos en la vida del convento.
Me recuerdo, perfectamente, de las paredes de 1,50 de espesura, con un ventanuco hecho de cristal de arena de playa, del colchón del siglo 15, los cortes de luz, agua pingando por toda parte, tenían problemas de humedad crónicos.
Nos levantamos a las 6 y 15 de la mañana, junto con los monjes, que carraspeando y tosiendo, se dirigian a la misa de matina, por corredores de piedra oscuros y frios. La misa era cantada en Gregoriano, creo que la edad media, nunca estuvo tan cerca de mí.
Luego, las tareas, lo primero, el simpático Pablo nos recordó – Orare et laborare- después me puso una hazada en las manos y me mandó cavar un paso de tubos para una granja de vacas que existe dentro del monasterio, tenía unos 70 metros de longitud, llevaba 3 hazadas rotas 4 horas después, mejor nos pusieron a lavar los platos de todo el monasterio, tarea que realizamos Roberto y yo, encantados, entre chistes y bromas, se nos ocurrió de ir a la fiesta del pueblo (al segundo dia) actividad que no era muy compatible con la vida de los monjes, al tercer día, pedí por favor para salir, para atender una grave dolencia de mi madre, que claro, no existía.
La comida, era maravillosa, me acuerdo de la menestra de verduras incomparable, la cuajada fresca con miel de fabricación propia, toda aderezada por lecturas de los frailes. Otras cosas, menos agradables, eran los instrumentos de tortura para los que querian esconder los deseos de la carne, con sentimientos de tortura, que eran usados, camas con puntas, sillas que te agredian con picos un horror.
Roberto y yo, descubrimos a los 16 años, tomandonos cañas a la salida del bar y comiendo tortilla de aldea, que nuestra vida, no era de frailes, y realmente la vida espiritual, no se descubre dentro de conventos, mas bien, para mi la experimento en el ahora de el mundo real.